RyMdeTFE

Blog personal sobre BDSM y nuestra forma de vivirlo desde Tenerife, Canarias

Entradas con la etiqueta ‘instrumentos’

Instrumentos: el tawse

Investigación

Creado el 23 de junio de 2010 por

El tawse, también conocido como belt (cinturón) es una tira de cuero con uno de sus lados dividido en varias colas, normalmente dos o tres. El grosor de la tira y el número de colas es variable

Historia

Es un instrumento de castigo corporal utilizado principalmente en los centros educativos de Escocia, con la excepción de los colegios privados, pero también algunas ciudades de Inglaterra, como Newcastle, Gateshead, Manchester y Walsall.

Una encuesta de 1977 del Educational Institute of Scotland indica que el 36% de los niños entre 12 y 15 años fueron castigados de esta manera el los últimos 10 días escolares. un 21% de los mismos había sido castigado tres veces o más en el mismo período.

Normalmente el profesor lo llevaba colgando en su hombro izquierdo, desde el que era fácil utilizarlo. A la orden de “Up!” (¡arriba!) el alumno, indistintamente del sexo, levantaba las manos, una boca arriba y la otra apoyándola por debajo para que no se disipara la fuerza del golpeo, y el tawse descendía describiendo un arco vertical hasta la palma. Al contrario que el cane (la vara), puede ser usado en la palma de la mano produciendo dolor, pero no heridas. El castigo se infigía delante de todos los alumnos, para servir de ejemplo.

En algunos colegios de Inglaterra se llegó a usar sobre las nalgas de los alumnos, por encima del pantalón, y en algunos casos se tuvo noticias de profesores que lo usaban directamente sobre la piel.

El profesor escogía la categoría dependiendo de la edad y la severidad de la falta del alumno, usando la L o la M en Primary School (colegio) y H o XH en Secondary School (instituto).

Esta práctica fue indirectamente abolida en 1982 por el European Court of Human Rights, y mediante ley en los UK en 1987.

También era usado como medio de castigo corporal en los hogares. Normalmente se usaba en las nalgas, ya fuera desnudas o con ropa, y con el infante boca a abajo en la cama.

Además, se usó como método de castigo corporal judicial hasta 1948. La corte podía sentenciar a jóvenes de entre 14 y 16 años a recibir hasta 36 golpes en las nalgas desnudas con un tawse extra pesado por parte del ofendido.

Clasificación

Existían muchos fabricantes, pero los más valorados eran los fabricados por la familia Dick & Sons, trabajadores del cuero de Lochgelly. Sus tawses estaban hechos de un cuero denso y con dos o tres colas en su extremo. También tenían varias categorías, dependiendo del peso, que podían ser L (ligera), M (media), H (pesada) o XH (extra pesada).

Un tawse ligero típico medía 3cm de ancho, 54cm de largo, 5mm de grosor y pesaba 80gr. Uno pesado, aunque tenía unas dimensiones similares, pesaba sobre los 110gr. Las colas solían medir sobre los 23cm y solían ser, 2, 3, 4 o incluso 5, dependiendo del grosor.

Se llegaron a fabricar 70 u 80 tawses a la semana y tenían un exitoso negocio de exportación.

Mantenimiento

El mantenimiento de este elemento no difiere en gran medida del de cualquier artículo de cuero, ya que es bastante simple.

Al no soler estar expuesto al aire libre, polvo, tierra o calor excesivo su cuidado es mínimo, usando productos típicos para el mantenimiento de caballería.

Enlaces

Comparte si te ha gustado

Bricosado: flogger casero

Nosotros

Creado el 20 de mayo de 2010 por

Bueno, les pongo los pasos para fabricar un flogger casero. Puedo asegurar que funciona perfectamente, y tiene la ventaja de que podemos adecuar el ajuste de peso y el largo o cantidad de trallas al gusto.

En este caso la idea era fabricarnos alguno un poco más duro de lo que encontramos comúnmente en sex-shops o tiendas especializadas, ya que las trallas en esos casos tienden a dejar mucho que desear (cuando no son basura pura). Además, en mi caso en particular, buscaba algo un poco más pesado y mejor equilibrado, así que me puse a investigar una opción económica.

En cuanto al precio, yo pondré junto a los materiales el precio aproximado de compra, pero hay que tener en cuenta que algunos de ellos dan para hacer más de un flogger (todo excepto las trallas). En total, y teniendo en cuenta los materiales que sobran y dan para hacer más, tenemos que nos cuesta entre 25 y 28 euros. Hay que tener en cuenta también que son precios en Canarias.

Materiales

  • 3x paquetes de cordones de cuero cuadrados negros de 120cm (3€ c/u)
  • 1x barra de cortina de metal hueca (15€)
  • 1x juego de terminales de cortina (10€)
  • 1x silicona transparente (3€)
  • 1x silicona negra (3€)
  • 1x sierra para metal (3€)
  • 1x pegamento epoxi (2€)
  • 1x Grasa o aceite para tratar cuero (10€)

Fabricación

Empezamos cortando los cordones de cuero. En este caso hemos elegido cortar cara tira en 3 partes. Esto nos deja un total de 18 trallas de 40cm (realmente algo más, ya que los cordones suelen venir un poco más largos). Teniendo en cuenta el grosor y peso de las mismas, es más que suficiente en este caso.

Como son bastante rígidas, habrá que ablandarlas. Esto se puede hacer usando aceite o grasa para cuero. La primera ocasión yo usé aceite vegetal para darles elasticidad, pero ya en la segunda ocasión usé una buena grasa específica, y la diferencia se nota.

Mientras se ablandan las cuerdas, procedemos a cortar la barra de cortina del tamaño adecuado, que en este caso va a depender del tamaño o intención del que la vaya a utilizar. Una vez cortada, agregamos uno de los terminales (normalmente en el lado cortado, que será el que peor pinta tenga).

Este será el mango de nuestro flogger. Podemos dejarlo así o agregarle unas tiras de cuero, tela o incluso seda, al estilo del Tsuka-Ito de las katanas. En este caso yo lo he dejado tal cual, ya que me gusta el efecto acero que he escogido.

Una vez estén flexibles las tiras de cuero, alineamos las puntas externas y pegamos las tiras entre sí con pegamento epoxi, formando un círculo con ellas. Pegamos los 3 a 5 centímetros inferiores, los que queremos que se introduzcan en el mango.

Ahora toca rellenar el mango con alguna sustancia que le de consistencia y permita fijar las trallas. Yo he usado silicona transparente para la parte inferior (siempre se escapa un poco por la unión y quería sellarla) y a la mitad más o menos, he empezado a rellenar con silicona negra.

Antes de llegar al borde he introducido la parte que tengo pegada de las trallas y he rellenado lo que quedaba con silicona y limpiado los excesos producidos. De esta forma las trallas, el mango y el relleno de silicona quedan como una sola pieza, lo suficientemente fuerte para aguantar los impactos a los que serán sometidos.

Tras secarse la silicona podemos hacer pruebas de resistencia (se aconseja aquí un buen par de nalgas como banco de prueba) y a disfrutar de nuestro nuevo buen, resistente y económico flogger.

Variaciones

Como ya comente antes, este mismo sistema admite una gran multitud de variaciones, desde usar solamente el terminal de la cortina y las trallas a diferentes grosores, largos o cantidad de trallas, pasando por diferentes materiales y acabado de mango.

Por eso os animo a probarlo y que enviéis vuestras versiones. Yo también lo iré haciendo :).

Comparte si te ha gustado

Pala de servir

Observatorio

Creado el 26 de febrero de 2010 por

¿Eres fetichista de los zapatos de tacón? ¿Formas parte de esa comunidad con miles de miembros a los que les pone ver a otra persona 10 cm por encima del suelo? ¿Sudas a mares nada más oír la palabra stiletto?

Pues bien, mis queridos amigos, os traigo un instrumento que no debe faltar en vuestras cocinas y que así no quede duda sobre vuestros gustos. Esta pala de servir se vende en Chiasso al “módico” precio de 24 dólares, unos 18 euros al cambio, más gastos de envío.

Ahora sólo falta un sumiso o sumisa doméstico para darle a esta sugerente herramienta un buen uso, aunque se me ocurre que no sólo de servicio vive el dominante ¿Qué tal usarla como “pala”? Tú eres el único que decide si antes de meterla en la tarta o después… mmmm, esas nalgas azucaradas.

Comparte si te ha gustado

Una cama especial

Observatorio

Creado el 9 de enero de 2010 por

El mundo está lleno de pequeñas ocurrencias e inventos que parecen pensados para nosotros, y he encontrado uno de ellos a través del blog No puedo creer. Se trata de una cama muy especial, que tiene la forma exacta del cuerpo humano acostado de lado.

Tal como dicen desde “No puedo creer”, es una cama donde si te mueves, la cagas, y no estaría nada mal poder contar con una para que nuestros sumisos o sumisas pasaran una noche de lo más entretenida, entre el sueño, la vigilia y el dolor de los batacazos que te tienes que meter contra el suelo en cuanto te despistas un poco.

Por si alguien está realmente interesado, es una obra de Dominix Wilcox.

Comparte si te ha gustado

Instrumentos: la cuerda

Investigación

Creado el 30 de julio de 2008 por

Actualizado el 3 de septiembre de 2008.

La cuerda es uno de los instrumentos más versátiles a la hora de llevar a cabo prácticas de BDSM. No solo tiene la función básica de amarrar o inmovilizar en un bondage, sino que, con un poco de maña y el conocimiento de unos pocos nudos, puede suplir una gran cantidad de instrumentos.

Hacer un estudio sobre la cuerda podría ser demasiado extenso, ya que es uno de los instrumentos usados por la humanidad casi desde su aparición y para muy distintos menesteres, así que me centraré en lo que nos concierne a nosotros como practicantes del BDSM. Leer el resto »

Comparte si te ha gustado