RyMdeTFE

Blog personal sobre BDSM y nuestra forma de vivirlo desde Tenerife, Canarias

En el BDSM no todo vale

Nosotros

Creado el 20 de diciembre de 2013 por

Este artículo quizás sea algo polémico, pero ante la proliferación de personas y personajes que hacen de su insumisión o ignorancia su bandera no puedo, ni debo, quedarme callado. Y lo haré respondiendo a tanta frase, normalmente agresiva, que he ido leyendo a lo largo del tiempo.

¿Quien ha puesto las normas del BDSM? ¿Por qué he de seguirlas como un borrego? ¡Yo lo vivo como yo quiera!

Partimos de la base de que esta última afirmación es cierta en el entorno privado, pero creo que está claro que estas afirmaciones se hacen en un entorno social y público, y normalmente cuando el individuo se da cuenta de que no encaja, o porque por su comportamiento se le ha dado de lado, se le ha reprobado alguna actitud o intenta obtener atención polemizando.

Y si hablamos de un entorno social, y como animales sociales que somos, sabremos que todo grupo y entorno social tiene normas y protocolos, y que los individuos que no los cumplen son expulsados o repudiados de los mismos. ¿Que pasa cuando alguien decide que un juzgado es el sitio ideal para ir desnudo? ¿o si alguien en una parroquia cristiana decide que lo que mola es ser satanista y hacer apología del demonio? ¿y si decide ir en tanga al trabajo?.

Estas normas sociales, excepto en algunos casos concretos como las religiones, no han sido dictadas por nadie. Han sido constructos que se han formado alrededor de la experiencia colectiva con diferentes fines y que han sido secundadas y asumidas porque se ha visto que funcionaban y eran coherentes en ese entorno.

En nuestro caso concreto muchas de las normas de protocolo se han desarrollado, y se siguen desarrollando hoy en día, como refinamientos de un comportamiento coherente con lo que se dice ser, un sistema de comunicación, verbal y no verbal, que nos permite a los que nos conocemos saber datos de nuestros contertulios sin necesidad de interminables y agotadores interrogatorios y evitar malentendidos y situaciones embarazosas. Además, en su base, difieren muy poco de una normas de conducta de educación estándares.

Si sabemos observar podemos, por ejemplo, conocer el rol y estado de un contertulio, las vinculaciones existentes, la educación que ha recibido o las tendencias, lo que podemos esperar o no de ellos, etc. Esto también proporciona a los integrantes de esta comunidad una primera medida de seguridad, al detectar individuos conflictivos o con fantasías o ideas que se alejan de la realidad o de nuestra visión. Yo en lo particular, y a menos que se me falte al respeto directamente, nunca reprocho nada a nadie, pero el comportamiento es la tarjeta de visita, y tal y como se comporte lo clasifico, y en base a eso decido que tipo de interacción social quiero con esa persona.

Y llegados a este punto me pregunto. Si las normas de este grupo social le molestan ¿por qué se empeña en decir que pertenece al mismo? ¿qué le lleva a reunirse con la gente que tanto desprecia?. Pues a mi se me ocurren varias razones: porque está de moda, porque creen ver en este mundo un coto de caza “fácil”, porque son débiles de carácter, polemistas de oficio, rebeldes sin causa o, y tengo la esperanza que este sea el motivo mayoritario, por simple ignorancia de las normas y protocolos del mundo en el que desean entrar. Este último punto es fácilmente solventable si se tiene la voluntad. Los demás pueden ser un problema.

También me hace mucha gracia que estos individuos enarbolen el “respeten mi forma de vivirlo” mientras insultan, critican, ponen de enfermo para arriba a todo el que no piense como él y se erigen en estandartes de la verdad y la razón usando la violencia como método. ¿No es ridículo que alguien trate de cambiar y dar lecciones sobre algo que desconoce?. Es como un cura dando lecciones de sexualidad. Así que no señores, no tiene por qué respetarse su actitud. Se respeta a las personas, no a sus extrañas ideas.

Individuos del mundo. El BDSM es así, con sus normas y sus protocolos, heredados después de muchos años de pruebas, reuniones, errores, aciertos y, sobre todo, en evolución. Si quieren cambiar algo creo que esta no es la actitud. Si tienen que predicar háganlo con el ejemplo y quizás otras personas puedan formar un juicio cercano al suyo. Muy pocas normas son absolutas y existen miles de variantes, incluso contradictorias dependiendo del subgrupo, pero es lo que nos define como cultura.

¿Que no gusta un rito? que no se haga. ¿Que un Dominante ha impuesto a su sumiso un protocolo diferente al común?, perfecto, su entorno lo conocerá y asumirá. ¿Que un subgrupo tiene otras normas? estupendo… pero por favor, no manchen años de historia con un discurso basado en la ignorancia y, volviendo al título del post no, no todo vale en el BDSM.

Yo es que soy un sumiso insumiso. Quien quiera tenerme, así soy yo. Busco a un buen Amo respetable y coherente.

Entonces ¿qué son esta personas? ¿vainillas a las que le gustan que les den caña en la cama?, ¿qué buscan?, ¿no detectan la incoherencia?.

La mayoría de los casos que he visto de este tipo se trata de sumisos jóvenes, inexpertos o que se han llevado muchos malos tragos en este mundo. Pero como he comentado antes, el comportamiento que cada uno tenga es el que le define de cara a los demás.

Si alguien busca un Dominante serio, ¿qué le hace pensar que esa actitud le va a atraer en algo?. Un Dominante respetable y coherente busca un complemento a su altura, alguien de quien sentirse orgulloso, en definitiva, a su sumiso. Alguien con la actitud de insumiso lo que va a atraer es a toda esa caterva de individuos que se hacen pasar por dominantes, que lo usará, maltratará y tirará. Y eso fortalecerá más su sentimiento de insumisión, y entrará en un círculo vicioso.

Si como dije al principio lo que quiere la persona en cuestión es sexo duro con componentes BDSM, ¿por qué no lo dice así de claro?. No tiene nada de malo y es divertidísimo, pero por favor, no desprestigiemos el adjetivo sumiso.

Comparte si te ha gustado

Símbolos del BDSM: Bandera del Amo/esclavo

Investigación

Creado el 29 de noviembre de 2013 por

La Bandera del Amo/esclavo (y Dominante/sumiso) fue creada por Master Tallen, con la ayuda de su sumiso andrew, y presentada oficialmente el la Master/slave Conference en Washington, DC el 29 de julio de 2005.

Bandera del Amo/esclavo

Aunque sus orígenes están muy ligados al movimiento del orgullo del cuero, su creación se debe a la necesidad de representación de la comunidad de Amos/esclavos más allá del gusto por el cuero o la orientación sexual.

Su intención es la de crear un símbolo universal que represente a la fundación de la relación Amo/esclavo. Un símbolo de unidad y orgullo.

La bandera tiene copyright, aunque está declarada como dominio público por su autor. No se necesita pagar licencias ni solicitar permiso para su reproducción, venta o uso. El copyright es un medio para prevenir el control por parte de agentes externos a la comunidad.

La bandera

Está formada por una línea vertical acompañada a su derecha por tres líneas horizontales paralelas, todas ellas rojas, sobre un fondo negro con borde blanco.

La línea vertical roja toma su significado de los sistemas de ideogramas, representando el poder, la dominación. Las terna de líneas horizontales paralelas son usadas en los sistemas psicológicos y representan la pasividad, la sumisión.

Para el no iniciado es un símbolo ambiguo. No es femenino ni masculino, ni gay ni hetero.

Enlaces

Comparte si te ha gustado

Torturas: la pera de la angustia

Investigación

Creado el 5 de octubre de 2013 por

El instrumento de tortura

Se trata de un instrumento de hierro forjado que constaba de 4 segmentos, terminados en punta, fijos alrededor de un eje central con forma de rosca. Ésta estaba a su vez unido a un mango que permitía accionar el tornillo. Al girarlo los segmentos se abrían lentamente hasta triplicar su diámetro.

Cerrado parecía una pera, tanto en forma como en tamaño, encontrándose versiones específicas para boca, ano o vagina, siendo estas últimas normalmente más grandes.

El uso de este instrumento era básicamente desgarrar el orificio. Las puntas que sobresalen del extremo de cada segmento servían para desgarrar mejor el fondo de la garganta, del recto o de la cerviz del útero.

Aunque no se trataba de un instrumento de muerte, debido a las heridas causadas por la pera sus víctimas solían morir de infecciones o desangrados, y los que no, quedaban tremendamente mutilados de por vida.

Fue usada en la europa medieval por la Santa Inquisición como forma de castigo e interrogatorio. La pera vaginal se usaba en mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales con el diablo (brujería), con sus propios familiares (incesto) o de haber abortado; la pera bucal se usó contra los predicadores heréticos (blasfemos) y seglares reos de tendencias antiortodoxas; la pera anal se usó en su mayoría para castigar a los homosexuales pasivos.

Uso en el BDSM

Este instrumento se ha adaptado de varias formas al BDSM moderno manteniendo la idea original pero, por supuesto, creando versiones menos lesivas y más placenteras.

Existen infinidad de aparatos diseñados para prácticas de dilatación en forma de pene, plug o gag, en una infinidad de tamaños, diseñados para inflarse mediante una bomba y simular así la sensación de expansión del instrumento del que deriva. La mayoría cuentan con válvulas de seguridad y existen versiones que además proporcionan vibración. Aunque las variantes son muchas el resultado o el uso suele ser el mismo: dilatar la vagina o el ano o mantener una boca ocupada, ya sea como práctica, preparación o castigo.

  

Además, existe una versión moderna usada como sistema de castidad. Es prácticamente igual a la versión original, solo que además tiene una cerradura de candado que impide volver el aparato a su forma cerrada. Este aparato sirve también para prácticas de dilatación, aunque su uso es más delicado que los anteriores, al ser de un material rígido.

Y para finalizar, aunque no tienen el mismo diseño, sí que existe instrumental moderno con una clara reminiscencia de este artilugio, y son los dilatadores vaginales o espéculos usados en ginecología y, en nuestro mundo, en muchas prácticas de medical, ya sea como medio para ayudar la dilatación, ya sea vaginal o anal, o como medio de humillación, al exponer al sumiso.

Fuentes

 

Comparte si te ha gustado

Torturas: el caballo de madera

Investigación

Creado el 19 de julio de 2013 por

El instrumento de tortura

El caballo de madera consiste básicamente en una estructura de madera en forma de cuña o “v” invertida sujeta sobre 4 patas. Sobre ella se monta a horcajadas con las manos atadas a la espalda y sin apoyo al reo, de forma que su propio peso, o un lastre atado a sus tobillos, se encargue de producir daños en la zona de los genitales y la cadera, la cercenación o, más comúnmente, el desangrado. Variando los pesos añadidos y los tiempos los torturadores podían ajustar el nivel de sufrimiento.

Las primeras referencias con este nombre las encontramos en la Roma imperial, donde un aparato similar, aunque más relacionado con el potro de tortura, era usado para interrogar a los esclavos. Se disponía a horcajadas al mismo sobre una plataforma elevada sujeta con cadenas con las manos y pies atados a la base, y mediante un sistema de poleas se iba elevando la misma, provocando dislocaciones y/o cercenaciones de la cadera o los miembros.

En Japón se usaba con los misioneros y conversos cristianos durante el período Edo, aunque las primeras referencias escritas son del período Muromachi como castigo para otros delitos. El reo iba vestido con el kimono de prisionero si era un hombre o desnuda si era una mujer. Existió otra variante que en vez de usar la estructura de madera consiste en un travesaño adherido a una columna.

En la Europa medieval se extendieron varias modificaciones. La cuna, derivada de la cuna de judas,  era una variante con una cubierta de metal afilado y en ocasiones púas metálicas, aunque la más utilizada fue el llamado burro español. Este consistía un tablón de madera vertical apoyado sobre dos travesaños con la parte superior en forma de cuña, cuya finalidad era partir en dos al reo.

La iglesia católica ideó además una variante más suave llamada pony de madera, cuyo filo era romo y se ajustaba para permitir apoyar la punta de los pies. Así, cuando necesitaba descansar los pies castigaba sus genitales y viceversa.

El burro inglés fue una un caballo de madera usado por el ejército británico del s.XVII como una forma de castigo no letal, aplicando pesos leves. Este método fue abolido a la llegada al trono del rey Jorge I.

Durante la época colonial americana se extendió un castigo similar llamado viajar en el ferrocarril, en el que la víctima era montada a horcajadas sobre una viga de tren, con el canto hacia los genitales, y llevada a hombros hasta las afueras de la ciudad. Más tarde, durante la guerra civil americana, a los prisioneros confederados se les ponía a cabalgar sobre una viga de madera con el canto hacia arriba suspendida por 4 patas a 15 metros de altura, con un peso en las piernas y en las manos.

Uso en el BDSM

Se trata básicamente de una práctica para castigar la vulva o los testículos del sumiso al dejar caer parte su peso o parte del mismo sobre ellos.

Para ello, como en el instrumento original, se suele alternar períodos en los que debe elegir entre descansar la zona castigada o el apoyo, normalmente la punta de los pies. También, y dependiendo del nivel y/o protecciones del aparato, se puede suspender por completo el peso durante períodos cortos de tiempo.

Es bastante común también acompañar esta práctica con la del bondage, siendo muy comunes las ataduras al propio aparato y las suspensiones.

Prácticamente todas las adaptaciones al BDSM son variantes del pony de madera, también conocido como pony japonés. Se suele usar réplicas del caballo de madera con el filo romo o forrado de algún material más suave (cuero, goma, espuma…), travesaños o barras cilíndricas suspendidos por patas o cadenas regulables con poleas e incluso materiales más flexibles como cuerdas, cadenas, etc.

Además se pueden agregar multitud de extras como:

  • Diferentes texturas como cuerdas, bambú, cuero, metales, tejidos, bultos, grano o geles para cambiar o intensificar las sensaciones…
  • Elementos de estimulación como la electricidad, hielo, generadores de frío o calor y cremas o geles estimulantes…
  • Vibradores clitoriales o insertables, dildos sencillos, vaginales y/o anales con todas las variaciones existentes en el mercado
  • Fijaciones o ataduras a la estructura, pinzas o sujeciones a labios vaginales, pezones, testículos, clítoris, etc. que pasen por debajo o estén fijos a la estructura, inmovilizaciones de manos y/o pies…

Pueden ver diferentes imágenes, configuraciones y usos, por ejemplo en http://ridingthewoodenhorse.tumblr.com/.

¿Lo habéis probado? ¿Cuales han sido vuestras sensaciones?.

Referencias

 

Comparte si te ha gustado

¡Feliz día internadional del BDSM 2012!

Eventos

Creado el 24 de julio de 2012 por

Me gustaría aprovechar el día de hoy para felicitar a todos aquellos que de alguna manera comparten con nosotros este mundo. Gente cercana, peninsular, extranjera, amigos, conocidos, gente con la que charlo a diario o con la que solo contactamos de vez en cuando, a mi peke…

Desde aquí les animamos a todos a participar en las distintas celebraciones que se hacen en todo el globo con motivo de este día.

¡¡¡ FELIZ Día Mundial del BDSM !!!

PD: para los que quieran saber más del tema pueden leer http://www.clubrosas5.com/bdsmday/index.htm

Comparte si te ha gustado