RyMdeTFE

Blog personal sobre BDSM y nuestra forma de vivirlo desde Tenerife, Canarias

Entradas de julio de 2013

Torturas: el caballo de madera

Investigación

Creado el 19 de julio de 2013 por

El instrumento de tortura

El caballo de madera consiste básicamente en una estructura de madera en forma de cuña o “v” invertida sujeta sobre 4 patas. Sobre ella se monta a horcajadas con las manos atadas a la espalda y sin apoyo al reo, de forma que su propio peso, o un lastre atado a sus tobillos, se encargue de producir daños en la zona de los genitales y la cadera, la cercenación o, más comúnmente, el desangrado. Variando los pesos añadidos y los tiempos los torturadores podían ajustar el nivel de sufrimiento.

Las primeras referencias con este nombre las encontramos en la Roma imperial, donde un aparato similar, aunque más relacionado con el potro de tortura, era usado para interrogar a los esclavos. Se disponía a horcajadas al mismo sobre una plataforma elevada sujeta con cadenas con las manos y pies atados a la base, y mediante un sistema de poleas se iba elevando la misma, provocando dislocaciones y/o cercenaciones de la cadera o los miembros.

En Japón se usaba con los misioneros y conversos cristianos durante el período Edo, aunque las primeras referencias escritas son del período Muromachi como castigo para otros delitos. El reo iba vestido con el kimono de prisionero si era un hombre o desnuda si era una mujer. Existió otra variante que en vez de usar la estructura de madera consiste en un travesaño adherido a una columna.

En la Europa medieval se extendieron varias modificaciones. La cuna, derivada de la cuna de judas,  era una variante con una cubierta de metal afilado y en ocasiones púas metálicas, aunque la más utilizada fue el llamado burro español. Este consistía un tablón de madera vertical apoyado sobre dos travesaños con la parte superior en forma de cuña, cuya finalidad era partir en dos al reo.

La iglesia católica ideó además una variante más suave llamada pony de madera, cuyo filo era romo y se ajustaba para permitir apoyar la punta de los pies. Así, cuando necesitaba descansar los pies castigaba sus genitales y viceversa.

El burro inglés fue una un caballo de madera usado por el ejército británico del s.XVII como una forma de castigo no letal, aplicando pesos leves. Este método fue abolido a la llegada al trono del rey Jorge I.

Durante la época colonial americana se extendió un castigo similar llamado viajar en el ferrocarril, en el que la víctima era montada a horcajadas sobre una viga de tren, con el canto hacia los genitales, y llevada a hombros hasta las afueras de la ciudad. Más tarde, durante la guerra civil americana, a los prisioneros confederados se les ponía a cabalgar sobre una viga de madera con el canto hacia arriba suspendida por 4 patas a 15 metros de altura, con un peso en las piernas y en las manos.

Uso en el BDSM

Se trata básicamente de una práctica para castigar la vulva o los testículos del sumiso al dejar caer parte su peso o parte del mismo sobre ellos.

Para ello, como en el instrumento original, se suele alternar períodos en los que debe elegir entre descansar la zona castigada o el apoyo, normalmente la punta de los pies. También, y dependiendo del nivel y/o protecciones del aparato, se puede suspender por completo el peso durante períodos cortos de tiempo.

Es bastante común también acompañar esta práctica con la del bondage, siendo muy comunes las ataduras al propio aparato y las suspensiones.

Prácticamente todas las adaptaciones al BDSM son variantes del pony de madera, también conocido como pony japonés. Se suele usar réplicas del caballo de madera con el filo romo o forrado de algún material más suave (cuero, goma, espuma…), travesaños o barras cilíndricas suspendidos por patas o cadenas regulables con poleas e incluso materiales más flexibles como cuerdas, cadenas, etc.

Además se pueden agregar multitud de extras como:

  • Diferentes texturas como cuerdas, bambú, cuero, metales, tejidos, bultos, grano o geles para cambiar o intensificar las sensaciones…
  • Elementos de estimulación como la electricidad, hielo, generadores de frío o calor y cremas o geles estimulantes…
  • Vibradores clitoriales o insertables, dildos sencillos, vaginales y/o anales con todas las variaciones existentes en el mercado
  • Fijaciones o ataduras a la estructura, pinzas o sujeciones a labios vaginales, pezones, testículos, clítoris, etc. que pasen por debajo o estén fijos a la estructura, inmovilizaciones de manos y/o pies…

Pueden ver diferentes imágenes, configuraciones y usos, por ejemplo en http://ridingthewoodenhorse.tumblr.com/.

¿Lo habéis probado? ¿Cuales han sido vuestras sensaciones?.

Referencias

 

Comparte si te ha gustado