RyMdeTFE

Blog personal sobre BDSM y nuestra forma de vivirlo desde Tenerife, Canarias

Frase del día…

Nosotros

Creado el 19 de enero de 2016 por

Sumiso, no permitas que tus labios extiendan cheques que tus nalgas no puedan pagar.
– RyM

Comparte si te ha gustado

Mantenimiento de juguetes y calor

Nosotros

Creado el 19 de julio de 2015 por

Para todos aquellos que vivan en zonas en las que haga mucho calor cuidado con cómo y donde guardáis los juguetes sexuales. La siguientes fotos ilustran algo que puede pasar:

¿Qué ha pasado?

Para empezar, el juguete en cuestión es de goma blanda, lo que es adecuado para ciertas prácticas. El problema de este tipo de material es que es más sensible al calor, que lo puede derretir y deformar con más facilidad.

En circunstancias normales no sería un problema a menos que hiciera demasiado calor, pero en este caso en particular, y por un despiste, se guardó junto a otro juguete de goma dura. Esto hace que la zona en la que ambos entran en contacto se vaya fundiendo, provocando lo que veis en la foto.

La solución

Para empezar guardar los juguetes, sobre todo los de goma blanda, en un lugar fresco, aireado y apartado de la luz directa del sol. En segundo lugar, y como preferencia personal, los guardo en bolsas herméticas individuales con un poco de líquido anti-bacteriano, anti-viral y antifúngico (que por cierto, se me está acabando y tengo que comprar más).

De esta forma evitaremos perder juguetes de forma tonta 😉

Comparte si te ha gustado

Artículos en español

Observatorio

Creado el 27 de marzo de 2015 por

El reglamento debajo de son listados en la orden alfabética. Las traducciones españolas fueron hechas por la gente maravillosa en La Mazzmora (http://www.la-mazmorra.org/). Las traducciones españolas se usan aquí con su permiso.

http://www.leathernroses.com/spanish/spanish.htm

Comparte si te ha gustado

Comunidad vs Intimidad

Nosotros

Creado el 26 de marzo de 2015 por

Quería compartir con todo el mundo un tema que parece que ha provocado más de un malentendido o malestar. Como siempre, esto es una opinión personal, y no un intento de imposición ni la posición oficial de ninguna comunidad a la que pertenezca.

El gran problema, desde mi punto de vista, es la confusión que existe entre lo que es una comunidad y lo que conlleva y lo que es la intimidad y lo que esta a su vez también conlleva.

Según la RAE una comunidad es un “Conjunto de personas vinculadas por características o intereses comunes.” En nuestro caso, un grupo de personas con un tema en común que es el BDSM… ¡y eso es todo!.

En contraposición, la intimidad es la “Zona espiritual íntima y reservada de una persona o de un grupo, especialmente de una familia.” (RAE). Es decir, tu círculo de personas de confianza, con la que te apetece compartir no solo un café, sino otras facetas de la vida.

Parece ser creencia común y aceptada que para estar en una comunidad uno ha de ser amigo y compartir su intimidad con el resto de componentes de la misma, ¡y nada más lejos de la realidad!. En este ambiente la comunidad gira en torno a un tema que ya de por sí expone parte de dicha intimidad, algo tan profundo e importante como es nuestra sexualidad, hablando en su más amplio espectro.

Esta confusión ha llevado, lleva y llevará a casos como que se culpe a la comunidad por el comportamiento, opiniones o acciones de miembros fuera de la misma; que se formen subgrupos y segmentaciones beligerantes basados en amistades e intereses pasajeros; que se generen y aviven conflictos basados en amiguismos o antipatías y se pretenda manipular a la comunidad para que tome parte por uno u otro lado y un amplio etcétera.

Pero no nos rasguemos las vestiduras, porque esto es parte de las dinámicas de grupo en cualquier comunidad, ya sea de BDSM o de macramé. La única diferencia es que se presupone en este entorno algo que por desgracia no abunda tanto como debería: el respeto y la madurez.

Una comunidad BDSM ideal es aquella en la que los participantes, independientemente de sus filias, amistades o antipatías sepan donde están y para qué: un lugar para compartir ideas, discutir posiciones y realizar actos sociales donde no se inmiscuya la intimidad más allá de lo recomendable, en el que conocer gente con cuyas ideas comulgues y con las que no… y eso, de forma natural, da lugar a que cada miembro de la misma cree sus círculos de intimidad con los que compartir eventos privados, otras aficiones o incluso quizás forjar alguna relación.

En dicha comunidad los participantes son proactivos. No esperan una guía o un permiso para escribir artículos, proponer actividades, cursos de formación, eventos sociales o cualquier otra cosa que sirva para sumar, para ser constructivos y ayudar al resto.

¿Que dos o más miembros de la misma entran en conflicto? que lo resuelvan donde debe resolverse, en la intimidad.
¿Que un miembro quiere hacer un evento pero quiere vetar el acceso al mismo? pues que no use la comunidad y lo haga en su ámbito íntimo.

¿Que en un evento de la comunidad hay personas con las que un miembro no comulgue? pues que respete las normas mínimas de educación y evite a esa persona. Un conflicto inútil no ayuda a nadie.

¿Que un miembro no está de acuerdo con las normas de una comunidad? pues que proponga cambios, use los medios que existen para tal fin o se vaya, pero hacerlo echando mierda sin posibilidad de réplica además de ser muy poco elegante demuestra la cobardía y/o intereses espurios de dicho individuo.

En definitiva, y para los que han aguantado hasta aquí, se debe separar muy bien lo que es ámbito de una comunidad y lo que lo es del ambiente íntimo, para evitar problemas ficticios y extenderlos a miembros a los que no les interesan.

Un saludo.

Comparte si te ha gustado

Sexo, ciencia y espíritu

Observatorio

Creado el 24 de noviembre de 2014 por

Hace poco hemos descubierto un blog muy interesante, “Sexo, ciencia y espíritu: por Hermes Solenzol, cientifíco escéptico, novelista decadente“.

En el mismo podemos encontrar una gran cantidad de artículos relacionados con el BDSM, entre otros temas afines al autor, con un enfoque claramente divulgativo, haciendo hincapié en los aspectos psicológicos y fisiológicos de nuestras prácticas. Hacía tiempo que no me encontraba con alguien que escribiera con una clara tendencia tan cientificista y objetiva, y menos en nuestro idioma.

Personalmente me gustaría destacar los artículos sobre Fisiología del sadomasoquismo (I, II y III) y Estados alterados de consciencia en el BDSM, aunque el resto de artículos sobre BDSM valen igualmente la pena y recomiendo su lectura.

Comparte si te ha gustado